Mosqueruela suma su voz a la Revuelta de la España Vaciada

Concentración en la plaza Mayor de Mosqueruela, el pasado viernes, 4 de octubre de 2019.

Cinco minutos de concentración silenciosa para reivindicar un futuro y oportunidades para vivir en los pueblos y para zanjar las desigualdades territoriales. Alrededor de un centenar de vecinos y vecinas de Mosqueruela se han sumado este 4 de octubre al paro de la ‘España Vaciada’ para lanzar un grito contra la despoblación y exigir medidas que blinden el futuro de la España rural. Medidas que pasan por servicios públicos de calidad, oportunidades laborales e infraestructuras. Tras el acto se ha leído un manifiesto en el que las y los participantes han incidido: “Paramos para no parar. Nos callamos para que se nos oiga mejor”.

Nuestra localidad ha sido una de las muchas turolenses que han respaldado una concentración repetida en cientos de municipios de 23 provincias de todo el país y que además de visibilizar el potencial de los pueblos pequeños han reivindicado la toma de “decisiones estratégicas” en el marco de un Pacto de Estado para luchar contra la despoblación, según han declarado desde la plataforma Teruel Existe, una de las 121 que integran la España Vaciada.

Es la segunda acción de este tipo que se organiza a nivel estatal, tras la que logró reunir en Madrid a más de 50.000 personas hace seis meses bajo el lema Ser menos no resta derechos. Las plataformas convocantes de este reivindicativo paro han exigido al gobierno de España y a los ejecutivos autonómicos que perfilen una estrategia con presupuestos garantistas y plazos marcados “y a salvo de los vaivenes políticos de carácter partidista” para acabar con la desigualdad de oportunidades que sufren quienes viven en entorno rurales. Demandan acción frente a palabras sin compromiso para defender “una España viva, esencial, de alma inconformista y brava que, harta de promesas incumplidas, pide la palabra y quiere ser escuchada”, recoge el manifiesto leído en las diferentes concentraciones.

La Unión Europea fija en 12 habitantes por kilómetro cuadrado el límite para hablar de áreas poco pobladas. Soria es la región más despoblada de toda Europa: 8,7 habitantes por kilómetro cuadrado. Teruel (9,1) y Cuenca (11,8) ocupan la segunda y tercera posición.