Mosqueruela y su agenda ‘non stop’ para el verano 2019

Verano. Meses de vida en la calle. De respirar aire puro. De piscina, paseos y terraza. Y de actividades ‘non-stop’, como las que llegan a Mosqueruela en la repletísima agenda estival de 2019.

Desde el 30 de junio y hasta el 15 de octubre y de la mano de la Asociación Turístico-Cultural Descubre Mosqueruela, se activa el plazo para presentar las fotografías del I Concurso Descubre las 11 Maravillas de Mosqueruela. Haciéndote una foto en 10 de los 11 monumentos de la lista facilitada por la asociación, y compartiéndolas en el perfil de Facebook del colectivo o enviándolas al e-mail info@descubremosqueruela.es, participarás en un sorteo de una cesta de productos locales.

Sin dejar junio, el último día del mes, el sábado 30, Mosqueruela acoge un festival de yoga, con actividades libres y gratuitas para todos los públicos.

El 14 de julio nos sumamos a la I Marcha Senderista contra el Cáncer, con salida a las 10.00 horas desde el centro de salud. 8,5 kilómetros de trayecto por la vida cuyos beneficios (los de los 12 euros de la cuota de inscripción de cada participante) irán destinados a la Asociación Española contra el Cáncer.

Y organizada por la comarca Gúdar-Javalambre, llegan también los talleres de productos naturales para la limpieza del hogar (martes, 30 de julio) y otro para conocer los múltiples usos de las plantas (6 de agosto).

Ya en agosto, la cita deportiva por excelencia tiene nombre propio: XII Marcha Senderista y Carrera por Montaña Sus Scrofa 2019. Será el sábado 24, con 32 y 11 kilómetros de trayecto, respectivamente, para disfrutar de los imponentes paisajes que salpican nuestro término municipal.

¿Te sumas al reto? Disfruta tu #veranodepueblo.

Setas que huelen a primavera

Aunque las más famosas sean las de otoño, tenemos otra temporada micológica fuerte e igualmente sabrosa en primavera. Las setas que nacen con esta estación del año en pleno apogeo ya han empezado a salir en Mosqueruela.

De hecho, quienes tienen como afición recolectar setas coinciden en que las mejores de todas las que podemos encontrar a lo largo del año son las primaverales.

Hablamos de las colmenillas (Morchella), aunque la primavera también es estación para la seta de cardo (que crece tanto en otoño como en esta época del año), las senderuelas, el champiñón silvestre y para otra de las joyas de la corona: los bujarones (Calocybe gambosa o perrechico): muy codiciada e ideal para tortillas y revueltos.

No obstante, la colmenilla podría definirse como la seta reina de la primavera. Un ejemplar exclusivo, tremendamente delicado, con un ‘sombrero’ quebradizo y frágil y de suave sabor. Se recomienda cocinarla muy bien porque en crudo resulta tóxica. Freírlas a alta temperatura o hervirlas durante media hora (y desechar luego el agua de cocción) es una buena alternativa.

Su versatilidad gastronómica es amplia. ¿Qué tal un revuelto de setas de cardo con colmenillas, gambas, especias y trufa rallada? ¿O unas codornices guisadas con colmenillas como guarnición? ¿Y un arroz de primavera con colmenillas, puerro, guisantes, vino blanco y parmesano rallado?

Y para que la jornada de recolección de setas primaverales sea redonda para ti y para el entorno que la hace posible, recuerda:

• No tires basuras en el monte ni enciendas fuego.
• Respeta siempre las propiedades privadas y la naturaleza.
• Evita ir solo a buscar setas. Si es posible, sal con alguien experto, y mejor si es de la zona.
• Respira el aire puro y disfruta del paseo.

 

Roscas de Pascua: gastronomía con sabor a tradición

La gastronomía, además de sabor, derrocha historia. Es un canal de transmisión de tradiciones, y en Mosqueruela ‘haberlas haylas’, y muchas. Con la Pascua asomando la cabeza, es inevitable hacer referencia al producto gastronómico por antonomasia de esta época del año: las roscas. Son la deliciosa versión local de las conocidas ‘monas’, productos de repostería elaborados con harina, huevo y azúcar en el caso de las roscas dulces, y que con el tiempo han ampliado formatos y sabores: en Mosqueruela son típicas las que llevan piezas de conserva de cerdo en su interior.

Simbolizaban el fin del veto alimentario que imponía la Cuaresma, anunciando que ésta había tocado a su fin. Su nombre proviene del árabe ‘muna’, que significa obsequio. Y es que la tradición marcaba la visita a casa de los padrinos y madrinas el domingo de Pascua para recoger la rosca que regalaban a sus ahijados.

A partir de ahí, con este manjar en mano, el plan era ir a merendársela con las cuadrillas de amigos. Ese mismo domingo, o el lunes y martes de Pascua. Al Tajo, al Gamelloncillo, a la fuente de la Huerta o la del Maestro, al paraje de San Lamberto, a la ermita de San Antonio…

Las panaderías de Mosqueruela muestran estos días en sus vitrinas y escaparates decenas de estas joyas de la gastronomía. En su versión salada y dulce. Recubiertas todas ellas con los huevos duros que le imprimen sello propio. Tradición con mucho sabor, al alcance de la mano.

Mosqueruela Rural crece con vistas a la vega

Traemos una sorpresa en este marzo casi primaveral: ¡ampliamos proyecto! Mosqueruela Rural crece. Hemos reformado con mucho mimo un nuevo apartamento con vistas a la vega, una de la mejores panorámicas que se pueden disfrutar en nuestro pueblo.

Siguiendo la tradición, hemos elegido para este nuevo alojamiento de turismo rural un nombre relacionado con alguno de los muchos parajes naturales que nos rodean: Pinar Plano, en homenaje a ese rincón por el que se expanden los impresionantes barrancos de Molina y Gibert (este último está incluido dentro de la relación de cuevas y abrigos con manifestaciones de arte rupestre considerados Bienes de Interés Cultural) o los imponentes pinos de los Lores.

Pensado para disfrutar en pareja, el apartamento Pinar Plano dispone de todas las comodidades para pasar unos días de relax y también de esos toques de calidez que requiere todo alojamiento de turismo rural, como la chimenea de leña que corona el salón comedor.

Dispone de cocina independiente totalmente equipada en cuanto a menaje y electrodomésticos, de un amplio sofá chaise longue en el salón, del que sale un balcón con preciosas vistas a la vega. Y para dormir a pierna suelta: la cama de dos metros y colchón de látex del dormitorio, que incluye además zona de relax y baño totalmente equipado.

¿Quieres saber más? Todos los detalles AQUÍ 

Lapiaz de la Estrella: surcos encantados sobre un mar de piedra

 

Cuando decimos que el término municipal de Mosqueruela está repleto de rincones mágicos, hablamos con conocimiento de causa. Uno de los muchos ejemplos de lugares emblemáticos que dejan boquiabierto a quien lo visita por su espectacularidad es el lapiaz de la Estrella. Una especie de milagro de la naturaleza que emerge en una comarca ya de por sí rica en formaciones rocosas.

El lapiaz define esa superficie de la roca caliza que ha quedado estriada por efecto del agua. Al deslizarse sobre la misma, el agua genera surcos y pequeños canales que en algunos casos son tan profundos que simulan pequeños tabiques o paredes. El lapiaz de la Estrella suma a la belleza que desprende esta especie de laberinto de piedra otro plus: el atractivo de las vistas que se despliegan durante el camino hasta llegar a él.

Se ubica justo encima del barrio de la Estrella, que le da nombre, en la montaña que hay en las espaldas del santuario. Está entre el Castillo del Majo y la masía del Pedaño. El acceso en coche es a través de la pista de la Estrella (desde la Cruz de Montaña), que hay que recorrer durante unos cuatro kilómetros. En la curva a la izquierda que aparece a los 500 metros de pasar la parte asfaltada del camino, sale una pista de tierra a mano derecha que es la que conduce a la original formación rocosa.

‘Nuestro’ lapiaz es moderado, pero existen también los llamados macrolapiaces, que pueden alcanzar importantes dimensiones métricas y estar muy separados entre sí. Y aquí va una curiosidad: ¿sabíais que a los paisajes construidos sobre macrolapiaces se les conoce como ciudades encantadas? Es el caso del Mar de Piedra, en la Ciudad Encantada de Cuenca.

 

 

‘Bambolía’ amplía el dominio esquiable de las pistas de Valdelinares

La temporada de esquí ha empezado tarde, pero llega pisando fuerte y con importantes novedades en lo que a las pistas de esquí de Valdelinares se refiere. A apenas media hora en coche desde nuestro pueblo, Mosqueruela, la estación está de enhorabuena. La razón se llama Bambolía. Es el nombre de la nueva pista verde para debutantes en Valdelinares. Un descenso más con 287 metros de desnivel que permitirá a los principiantes ‘viajar’ por toda la estación, desde la zona más alta (2.000 metros) hasta la cota 1700. Tres kilómetros de pista innivada con la que el dominio de Valdelinares se amplía hasta los 17 kilómetros.

Hasta la citada cota 1700 llega el nuevo acceso que se habilitó la temporada pasada desde la propia población de Valdelinares, con zona de aparcamiento y servicios que hasta hace muy poco sólo estaba al alcance de los esquiadores de nivel medio. Gracias a Bambolía, deportistas de todos los niveles podrán acceder tanto a la cota 2000 como a la 1700.

Además se ha realizado una gran inversión en la fabricación de nieve artificial. En el caso concreto de la nueva pista, se han instalado 20 cañones extra de última generación para nutrirla del esperado manto blanco.

La nueva pista de Valdelinares.

Así que, tras una primera parte de las navidades algo frustrada para las personas apasionadas del esquí por la ausencia de nieve -y de frío para fabricarla-, llega la deseada temporada blanca avalada por el descenso térmico que nos azota estos días. Por partida doble en la provincia de Teruel. Este fin de semana abre también sus puertas la estación de Javalambre. Con su oferta sumada a la de Valdelinares, el trayecto esquiable alcanza los 21 kilómetros en la sierra de Gúdar-Javalambre.

¡A disfrutarlo!

Mosqueruela, en la sexta etapa en la Vuelta Ciclista a España 2019

Tenemos una comarca de ensueño. Un entorno natural de diez. Y por ello a la organización de la Vuelta Ciclista a España de 2019 le habrán sobrado los motivos para elegirnos para dos de sus montañosas etapas. Porque sí, Mosqueruela está en la ruta.

La Vuelta se disputará del 24 de agosto al 15 de septiembre, y recalará en Teruel por octava vez en su historia.

La Comarca Gúdar Javalambre será protagonista en la quinta y sexta jornada del calendario: primero, el 28 de agosto, con un final inédito, con la llegada en alto al Pico del Buitre, en el Observatorio Astrofísico de Javalambre –situado en Arcos de las Salinas–; y al día siguiente, el 29 de agosto, en una sexta etapa que partirá desde Mora de Rubielos, transcurrirá por la sierra de Gúdar y atravesará Mosqueruela. Desde aquí, desde nuestro pueblo, el pelotón accederá a la provincia de Castellón: Vilafranca, Catí, Vilar de Canes, Torre d´en Besora, Culla, Benassal y el final de etapa inédito en Ares del Maestrat.

La subida a Javalambre tendrá una gran exigencia para el pelotón. Alcanza los 11,8 kilómetros con una pendiente media del 7,3%. La ascensión arranca a mitad de camino entre las localidades de Arcos de las Salinas y Los Cerezos, y después se prolonga hasta una altitud de 1.957 metros hasta llegar al observatorio, cuando ya se habrán sumado unos 900 metros de desnivel positivo. Un reto para los corredores y un importante revulsivo turístico y deportivo para toda la Comarca de Gúdar Javalambre.

¡Ya ha llegado la nieve a Mosqueruela!

A principios del mes de noviembre nos sorprendió una tímida nevada en Mosqueruela que vaticinaba un mes de otoño y un invierno blanco, pero el tiempo volvió a dar otro cambio y, en vez de precipitaciones en forma de nieve, tuvimos unas fuerte aguas como en casi toda España.

Esta primera nevada nos dejó imágenes tan bonitas como las que os enseño en estas fotos, y aunque aún no es un blanco uniforme, el contraste del blanco de la nieve con el color de las piedras calizas y los arbustos en flor es un baile de colores que deleita la vista.

En fin, un OTOÑO en todo su esplendor.

En las pistas de esquí de Valdelinares, que están a 17 km de nuestro querido pueblo, Mosqueruela, ya empiezan a hacer los preparativos para abrir el 1 de diciembre sus puertas.

Cada año nos sorprenden con alguna ampliación, incorporación o actividad nueva para disfrutar lo máximo posible del deporte rey del invierno: el esquí.

Así que... ¡os esperamos para poder disfrutar juntos de este incomparable entorno y para divertirnos esquiando!

Encuentro de Bandas-Mosqueruela 2018

Bienvenidos al XXXV Encuentro Provincial de Bandas organizado por la Diputación de Teruel.

Los encargados de poner música esta tarde serán los miembros de las bandas que nos acompañan, en su mayoría aficionados y amantes del esfuerzo, del trabajo en equipo y del placer de compartir su pasión por la música con todas nosotras.

 

En primer lugar contaremos con la participación de la Asociación Musical 'Banda Comarcal San Antón', con sede en Valderrobres.

Fundada en noviembre de 1996, esta entidad es el fruto de la unión de la  Asociación Musical Valderrobrense y Asociación Musical de La Portellada para optimizar recursos y con el fin de cultivar, difundir y promocionar la música en todas sus variantes y actividades relacionadas con ella.

La Asociación gestiona la Escuela Pública de Música de Valderrobres, dependiente del Departamento de Educación de la DGA. En el curso actual cuenta con 305 alumnos. Si en un principio la Escuela daba clases a los alumnos y Valderrobres y La Portellada, en la actualidad también imparte clases en las localidades de Fuentespalda, Beceite, Monroyo y Valjunquera, contando también con alumnos de otras localidades de la comarca.

Una de las causas principales del interés y participación por parte de los pueblos es que son los profesores los que se desplazan hasta las seis localidades que se benefician de la Escuela de Música. Y esto se enmarca en la filosofía con la que nación la Asociación que no es otra que la optimizar los recursos existentes entre todos para que la enseñanza musical de calidad pueda llegar al máximo de pueblos de su comarca.

La banda está compuesta por 67 músicos. Durante el año realiza diferentes actuaciones en las distintas festividades de los pueblos de Valderrobres y La Portellada participa desde 1997 en los Encuentros Provinciales de Bandas de Música de Teruel. Además, en su corta existencia ha actuado en diversas localidades tales como Esplugue de Llobregat, Biar, Barbastro, Zaragoza y otras numerosas localidades de la geografía provincial.

En el capítulo de premio caben destacar el Premio 'Bajo aragonés del año 2006' en la categoría de cultura otorgado por el grupo de comunicación La Comarca, y  el Homenaje de los Excelentísimos Ayuntamientos de Valderrobres y La Portellada con motivo de su X aniversario.

El programa a interpretar es el siguiente:

  • La puerta grande. Pasodoble  de  Elvira Chisca.
  • Moment for Morricone, de Enio Morricone, con arreglo de Johan de Meij.
  • Santa A Portrait. Arreglo de GIanzarlo Gazzani

Dirige la banda D. José Miguel Roig Sánchez.

 Asociación Cultural Banda de Música 'Santa Ana' de Linares de Mora.

Comienza su andadura en 1996. En julio de 2000 realiza el primer concierto y desde entonces su labor no cesa, actuando en los actos protocolarios de las fiestas, conciertos de Navidad, semanas culturales…

Ha realizado diversas actuaciones en pueblos cercanos como Castelvispal, Valdelinares, Puertomingalvo, Alcalá de la Selva, Mosqueruela, La Puebla de Valverde, Villahermosa…

En junio de 2001 participa invitada en la III Semana Cultural celebrada en Teruel; ese mismo año hace su presentación en los Encuentros Provinciales de Bandas de Música organizados por la Diputación Provincial de Teruel.

Ha participado en diversos encuentros y festivales fuera del Comunidad como los celebrados en Andorra La Vella, Pechina (Almería), Andratx (Mallorca), Béjar (Salamanca), Pliego (Murcia) o Laredo (Santander).

La banda cuenta con una escuela de educandos en la que chicos y chicas de la localidad reciben clases de lenguaje musical y de instrumento.

En la actualidad la plantilla de la banda es de 35 músicos.

Desde sus  inicios dirige la banda D. José Carlos Civera Plumed.

Las obras que van a interpretar son:

  • Pérez Barceló. Pasodoble de B. Sanchís
  • Kleine Ungarische Rhapsodie de B.Osendorfer.
  • Boney M. Super Hits de McMillan.
  • Sierra de Luna. Pasodoble de F. de Val.

Dirige la banda D. José Carlos Civera Plumed.

En tercer y último lugar estará la Banda de Música 'Los Troneras' de Mosqueruela, que darán término a esta tarde musical.

Los primeros inicios de lo que más tarde será  la banda de Mosqueruela tienen lugar en los años 90 con la creación  de  la Asociación Cultural Musical 'Los Troneras' y  la charanga, con el mismo nombre, al mando de D. Rafael Vidal.

Comienza así un periodo de acercamiento al lenguaje musical e interpretación instrumental que continuará  D. Ramón  Andrés durante diversos años más.

Sin embargo, no va a ser  hasta el año 2007  cuando se retomen las clases de iniciación y perfeccionamiento,  impulsadas por D. Manuel Bonachera, quien llevó  a cabo la dirección en  la primera actuación como banda de música en el I Encuentro Provincial de Bandas.

Desde el año 2013, D. Eric  Fortanet es el director de la banda. Con él se ha  seguido  participando en actos organizados por la comarca, fiestas locales, conciertos de verano y encuentros provinciales en los que, de nuevo, la banda  es sede organizadora. Además, es con este director con quien la banda ha grabado un CD de pasodobles.

Desde la Asociación Musical se sigue fomentando el encuentro y participación de músicos en la banda.

Las obras que van a interpretar son:

  • Mesonera de Aragón. Pasacalle de Mtro. Monreal.
  • Lawrence of Arabia. De Maurice Jarre.
  • Caravan. Arreglo de Naohiro Iwai.
  • El sitio de Zaragoza. Fantasía militar.

Dirige  la banda D. Éric Fortanet.

Para finalizar colocaron los corbatines conmemorativos a las banderas de las bandas de música. Para  ello solicitamos la presencia en el escenario de Dª Maribel Gil, alcaldesa de Mosqueruela, así como los abanderados y directores de  las bandas de música. A la banda de música de Mosqueruela le entregaron un detalle típico de nuestra localidad y un CD de pasodobles como recuerdo de su estancia.

Dª Maribel Gil coloca el corbatín a la bandera de la banda Comarcal San Antón  y el director de la banda de Mosqueruela, Eric Fortanet y presidente de la asociación musical Jerónimo Gargallo hacen entrega de detalles al director de la banda San Antón.

Dª Maribel Gil coloca el corbatín a la abandera de la Bandea de Música 'Santa Ana' de Linares de Mora  y el director de la banda de Mosqueruela, Eric Fortanet y el  presidente de la asociación musical hacen entrega de  los detalles al director de la banda Santa Ana.

Dª Maribel Gil coloca el corbatín a la bandera de la Banda de Música 'Los Troneras' de Mosqueruela.

Se da por finalizado el XXV Festival de Bandas de Música de Mosqueruela.

 

El bureo en las masadas de Mosqueruela

Porches de la plaza Mayor de Mosqueruela.

El  bureo en el paso del tiempo y la evolución a la que va unido, así como el cambio en las costumbres y en las formas de vivir, condicionan también el modo en el que nos relacionamos los seres humanos.

No hace mucho tiempo el hábitat disperso era una característica fundamental de muchas zonas de Aragón. Vivían casi las mismas personas en los núcleos urbanos que en las explotaciones agrarias que se encontraban en los campos y en los montes.

Las masadas eran núcleos económicos y familiares en los que se vivía durante todo el año, y los masoveros constituían un importante segmento de la sociedad.

Entre esas zonas destacan las del Maestrazgo y la serranía de Gúdar-Javalambre, en la provincia de Teruel. Una zona que cuenta con todos los condicionantes que provocan los bureos. No disfrutaban de avances como la luz eléctrica, tenían grandes dificultades para ir a la escuela.

Los masoveros llegaban a sentirse inferiores, de la misma forma que los del pueblo se mostraban superiores, por lo que se mostraban hoscos y tímidos cuando bajaban al pueblo. Pero como siempre, había excepciones

El bureo estaba muy relacionado con el calendario laboral de una explotación agrícola y ganadera como eran las masadas. Empezaban a celebrarse en octubre, acabados los trabajos de la recolección, y se mantenían durante todo el otoño e invierno, hasta Carnaval o Pascua. Era el período en el que las tareas agrícolas necesitaban menos atención, pero también cuando más frío hacía. Tenían lugar los domingos o festivos a partir de las nueve de la noche, después de dar de comer a los animales, y se prolongaban hasta las rtes o las cuatro de la madrugada, según la animación que hubiese. Era una cita generalmente organizada por y para los más jóvenes, pero a la que no se cerraba la puerta a nadie. No se puede olvidar lo más importante de los bureos: tener la posibilidad de comenzar una relación, formalizar un noviazgo y construir un hogar.

Por supuesto, sonaba la música, que ponían los que sabían tocar la guitarra, la bandurria, el pito o el guitarro. Y no sólo se cantaba, también se bailaba. El baile que más se tocaba era la jota, el ritmo más antiguo y el que más recuerdan todos. El objetivo fundamental, divertirse, pero también crear formas de acercarse más a las chicas.

Los masoveros ponían en común el ocio sin necesidad de salir de su entorno.

 

Las ovejas: un medio de vida unida a los bureos.

 

En la actualidad en Mosqueruela se celebra un bureo para San Martín, en el mes de noviembre. Para recordar aquellos viejos tiempos donde los mayores enseñaban a los jóvenes la música y los bailes de aquella época.

Con motivo del bureo de San Martín pasamos una tarde muy entretenida, con la participación de gente de todas las edades y procedencias y disfrutando de porrón y pastas y de una cena en equipo. Como buena muestra, las instantáneas que compartimos a continuación. ¿Os animáis para la próxima?

Rondalla compuesta de varias poblaciones
Buena música.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se unió a la rondalla y nuestra querida jotera Aurora Montolío.
Como tradición, no faltó la jota.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los mayores pasaron una tarde llena de recuerdos.